ato abogados cláusula suelo retroactividad total moguer

Juzgado de Huelva concede la retroactividad total en cláusula suelo de Banco Popular

Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Moguer (Huelva) declara la nulidad, por tener el carácter de abusivo por falta de transparencia, de una cláusula suelo del 4,25% interpuesta por el Banco de Andalucía, hoy Banco Popular, en el contrato de préstamo hipotecario del año 2003.

La declaración de nulidad comporta:

a) Que la entidad bancaria haya de recalcular el cuadro de amortización del préstamo hipotecario desde “ab initio” (desde el inicio del préstamo) como si nunca hubiera estado incluida las cláusulas en cuestión, rigiendo dicho cuadro en lo sucesivo hasta el fin del préstamo.

b) Que la entidad bancaria deba reintegrar al actor las cantidades percibidas como consecuencia de la aplicación de dichas cláusulas “ab initio”, más los intereses legales desde la fecha de cada pago y los que correspondan conforme al art. 576 LEC.

Se condena en costas a la parte demandada.

hipotecas multidivisa ato abogados

Juzgado de Sevilla anula hipoteca multidivisa de Banco Popular – ATO Abogados SLP

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) estima íntegramente la demanda presentada por los letrados de ATO Abogados SLP y declara la nulidad parcial del préstamo hipotecario suscrito en 2007 por los clientes con el Banco Popular en los contenidos relativos a la opción mutidivisa,.

En virtud de dicha cláusula, el préstamo quedó vinculado a la divisa Franco Suizo (CHF), con un capital de 152.049,70 francos suizos (cuyo contravalor en euros es de 93.500 €), 360 cuotas de amortización, y unos intereses ordinarios a un tipo Libor + 0.70%.

Al declarar la nulidad por error en el consentimiento, la cantidad adeudada por la parte actora es el saldo vivo de la hipoteca referenciado en euros, resultante de disminuir al importe prestado (93.500 euros), la cantidad amortizada hasta la fecha, también en euros, en concepto de principal e intereses, entendiendo que el préstamo lo fue de 93.500 euros y que las amortizaciones deben realizarse también en euros, tomando como tipo de interés la misma referencia fijada en la escritura para el euro (EURIBOR).

Al estimarse íntegramente la demanda, se imponen las costas procesales a la entidad bancaria.