contrato usurario WiZink

Juzgado de Madrid anula contrato de tarjeta WiZink por usurario

La entidad financiera WiZink Bank ha recibido una nueva Sentencia condenatoria sobre un contrato de tarjeta de crédito, que declara la nulidad del mismo y obliga a la entidad a la devolución al cliente de todos los conceptos cargados y percibidos al margen del capital prestado.

El Juzgado de Primera Instancia Nº 49 de Madrid ha considerado que el préstamo es usurario,  ya que el interés remuneratorio prácticamente triplica el interés de mercado en las financiaciones a particulares.

El Tribunal Supremo establece que la usura «existe cuando haya una evidente y sensible falta de equivalencia entre el interés que percibe el prestamista y el riesgo que corre su capital»

Por otro lado, el contrato era de difícil lectura por letra minúscula utilizada y la calidad del mismo.

La nulidad del contrato implica que el afectado sólo estará obligado a pagar la cantidad correspondiente al capital prestado, estando obligada la entidad prestamista  a la devolución de los conceptos cargados y percibidos al margen de dicho capital.

Aquí puedes ampliar información sobre los intereses abusivos en tarjetas de crédito y préstamos fáciles.

reclamar tarjeta wizink ato abogados

Juzgado Madrid anula contrato de tarjeta Wizink Bank por abusivo

El Juzgado de Primera Instancia Nº 103 de Madrid ha declarado la nulidad de un contrato de tarjeta de crédito de Wizink Bank por no superar el control de incorporación, por falta de transparencia y por abusividad.

A pesar de conocer el perfil de consumidor del cliente, la entidad realizó una recomendación individualizada de la tarjeta revolving, presentándose ésta como si fuera un simple préstamo.

No se explicó en ningún momento la naturaleza jurídica y financiera del producto, ni que se iba a financiar compras pagando unos intereses abusivos, mayores a los legalmente permitidos, llegando a alcanzar un TAE del 26,82%.

La letra del contrato es inferior a 1.5 mm. por lo que para el juez es procedente determinar que el control de incorporación y la transparencia, no se han cumplido, y es posible declarar la nulidad del mismo.

Se condena a la entidad a devolver al cliente todas las cantidades abonadas que excedan del capital prestado.

Wizink tarjetas revolving

WiZink condenada por ocultar intereses usurarios en letra minúscula del contrato

El Juzgado de Primera Instancia Nº 7 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a la entidad financiera WiZink a eliminar del contrato de una tarjeta de crédito, la cláusula que establecía un interés remuneratorio del 27%, porque la letra en la que estaba redactada era ilegible por lo diminuto del tamaño.

El cliente contrató la citada tarjeta de préstamo rápido en un aeropuerto, sin que le explicasen en ningún momento los intereses desproporcionados por aplazar los abonos en cuotas.

El Juzgado aplica la Ley de Represión de la Usura que estipula que los contratos de préstamo serán nulos cuando el interés sea notablemente superior al normal del dinero, establecido por el Banco de España y manifiestamente desproporcionado en relación al caso.

Esto, unido al ya mencionado tamaño ilegible de la letra, hace que el préstamo no supere el control de incorporación al contrato, ni el control de transparencia.

Se condena a la entidad a expulsar la cláusula del contrato y a devolver al cliente lo cobrado por este concepto.

tarjetas credito cetelem

Audiencia Provincial Zamora condena a Cetelem por intereses usuarios en tarjeta

Entre 1996 y 2012, un consumidor contrató varias tarjetas y préstamos con la entidad Cetelem, con TAE desde 11,87 hasta un 29,5%.

En el caso de dos de los contratos, los intereses remuneratorios superaban el interés medio que determina el Banco de España para este tipo de tarjetas de crédito, por lo que la Audiencia Provincial estima que son usurarios y deben de ser excluidos del cálculo de la cantidad adeudada por el consumidor, estando éste obligado sólo a devolver el principal prestado.

Cetelem deberá devolver lo cobrado en exceso y ahora se enfrenta a otra demanda por inclusión en fichero de morosos, reclamando indemnización por daño moral.

tarjeta crédito Citibank

Audiencia Provincial Navarra considera usurario interés del 26,8% y anula contrato de tarjeta crédito Citibank

La Sala Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra ha revocado Sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Pamplona, considerando abusivas las previsiones que regulan una tarjeta de crédito y declarando la nulidad del contrato.

La consumidora suscribió con Citibank una tarjeta de crédito en 1999, con una T.A.E. del 26,8%. Después de usurla hasta 2010, la afectada abonó un total de 7.761,94 euros de capital y demás cargos correspondieron a intereses.

Los documentos arrojaban un saldo deudor de más de 1.000 euros, que fueron los que adquirió una empresa dedicada a cobro de morosos que fue la que denunció a la consumidora.

El Tribunal Supremo establece que para poder declarar el préstamo como usurario, basta que se haya estipulado un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso.

Las pruebas no demuestran que la afectada adeude principal alguno, «dado que los abonos documentados superan a los principales cargados» y debe concluirse que no hay crédito de la entidad demandante.

La Sala revoca la Sentencia de Primera Instancia y considera abusivas las previsiones que regulan una tarjeta de crédito, declarando la nulidad radical del contrato.

AP Córdoba tarjeta wizink bank

Audiencia Provincial de Córdoba anula contrato de tarjeta Wizink Bank por intereses usurarios

La Sala Primera de la Audiencia Provincial de Córdoba da la razón a un consumidor cordobés que en el año 2010 contrató en una gasolinera una tarjeta de crédito de Wizink Bank, atraído por la posibilidad de hacer pagos fraccionados y  adheriéndose a un contrato predispuesto con condiciones generales, sin que le explicasen en ningún momento los riesgos de este tipo de producto, con intereses remuneratorios desproporcionados.

En este tipo de tarjetas el consumidor paga cuotas fijas, de forma que la cantidad no cubierta con la misma, pasa a integrar el capital, devengando un importante interés.

La Audiencia Provincial de Córdoba considera que estas tarjetas son créditos al consumo encubiertos con un interés remuneratorio desproporcionado, que dejan desprotegidos al consumidor.

Se condena a la entidad a dejar la tarjeta sin intereses y a devolver el dinero cobrado durante estos años por este tipo, quedando como cantidad a devolver por parte del consumidor, exclusivamente, el crédito dispuesto.

procedimiento monitorio tarjetas de crédito abusivas

Qué hacer si el banco me reclama una deuda de una tarjeta de crédito abusiva

La Ley de Enjuiciamiento Civil, en su artículo 812 regula el llamado procedimiento monitorio, el cual utilizan las entidades bancarias para reclamar la deuda contraída por el consumidor, por tratarse de un procedimiento breve y sencillo.

Para poder iniciar un proceso monitorio, la deuda que se vaya a reclamar debe venir acreditada documentalmente a través de un principio de prueba:

  • Mediante documentos, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte físico en que se encuentren, que aparezcan firmados por el deudor o con su sello, impronta o marca o con cualquier otra señal, física o electrónica.
  • Mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax o cualesquiera otros documentos que, aun unilateralmente creados por el acreedor, sean de los que habitualmente documentan los créditos y deudas en relaciones de la clase que aparezca existente entre acreedor y deudor.
  • Cuando, junto al documento en que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.

En el caso de recibir una demanda de procedimiento monitorio por deudas de una tarjeta de crédito abusiva,  el consumidor dispone de un plazo de 20 días para responder y tiene tres opciones:

  1. Pagar la deuda reclamada. No recomendable, ya que se perdería la posibilidad de recuperar los intereses abonados de más.
  2. No atender a la reclamación y no pagar en el plazo de veinte días, ni personarse en el Juzgado dentro de ese plazo para manifestar los motivos por los que no debe la cantidad reclamada. En cualquiera de estos dos supuestos, se declarará terminado el proceso. De este modo se estaría admitiendo la deuda y el banco tendría un título ejecutivo y podría solicitar embargos al Juzgado.
  3. Oponerse a la demanda de procedimiento monitorio. Sería la opción más recomendable, ya que se puede conseguir dejar de adeudar lo reclamado por la entidad bancaria y recuperar el dinero que se ha pagado de más por aplicar intereses usurarios o cláusulas abusivas.

Si el deudor presenta escrito de oposición dentro de plazo, el asunto se resolverá definitivamente en el juicio que corresponda.