obligaciones subordinadas banco popular madrid

Juzgado Madrid anula orden de adquisición de obligaciones subordinadas Banco Popular

En el año 2011 un cliente de Banco Popular adquirió obligaciones subordinadas confiando en que se trataba de un producto de renta fija garantizada, a cuyo vencimiento podría recuperar la inversión.

En ningún momento se informó al consumidor de los riesgos del producto, ni le hicieron entrega de folleto informativo, ni le hicieron test de idoneidad y conveniencia.

El cliente solicitó la nulidad del contrato de adquisición de las obligaciones e indemnización por daños y perjuicios, pero Banco Santander alegaba caducidad de la acción para oponerse.

Sin embargo , el afectado tuvo conocimiento de la insolvencia del banco en octubre de 2017 y esa es la fecha que la juez indica que debe tenerse en cuenta para empezar a contar el plazo de caducidad.

La juez recuerda que, en relaciones contractuales complejas, la consumación del contrato no puede quedar fijada antes de que el cliente haya podido tener conocimiento de la existencia del error.

Por otro lado, se recuerda que el Tribunal Supremo considera este producto como complejo y que las entidades financieras tienen la obligación de extremar la información facilitada al consumidor, de manera que queden claros los riesgos que corre la inversión.

El Juzgado falla la nulidad de la compra de obligaciones subordinadas, por error vicio en el consentimiento, debiendo el banco restituir la inversión, las comisiones y gastos pagados desde la contratación, más los intereses legales minorada por los rendimientos recibidos por el cliente. 

Se imponen las costas a la entidad bancaria.

AP Asturias acciones de Popular

Audiencia Provincial Asturias anula contrato de compra de acciones de Popular, por información financiera irreal

La Audiencia Provincial de Asturias ha confirmado Sentencia en primera instancia de Juzgado de Gijón que declaraba la nulidad del contrato de compra de acciones en la ampliación de Banco Popular en junio de 2016.

El informe pericial aportado por el afectado demuestra que la información financiera que aparecía en el folleto no correspondía con la situación de solvencía real de la entidad, lo que vició el consentimiento del consumidor.

La Audiencia recuerda que el hecho de que el producto no sea complejo, no exime ni minimiza el deber de transparencia que pesa sobre la entidad que lo oferta. Al omitir datos esenciales sobre los beneficios y pérdidas reales de dicha entidad, «resulta obvia la concurrencia de un consentimiento viciado en el actor a la hora de adquirir las acciones determinante de la nulidad de la contratación, compartiendo la decisión adoptada en la sentencia de instancia».

Se condena a Banco Santander a restituir al afectado la inversión, más los intereses desde la firma de la adquisición.

acciones banco popular

Juzgado de Madrid declara nulidad de adquisiciones de acciones de Banco Popular de 2012

Juzgado de Primera Instancia Nº 1 de Móstoles en Madrid ha condenado a Banco Santander a devolver a un consumidor el dinero invertido en la compra de acciones de Banco Popular en el ejercicio 2012.

La Sentencia desestima la alegación de la entidad bancaria Banco Santander, que solicitaba la declaración de caducidad de la acción interpuesta y establece que el día inicial del cómputo de la caducidad no puede fijarse en el del día de la firma del contrato, sino que debe iniciarse en la fecha en que se produjo la intervención del FROB, el día 7 de junio de 2017, por lo que la acción fue interpuesta dentro del plazo de cuatro años que preve el artículo 1.301 del Código Civil.

La Sentencia recuerda que, en el momento de la adquisición, la entidad aparentó una situación de normalidad y que los clientes sólo tuvieron la información y la publicidad que le proporcionó su banco, sin la claridad y transparencia exigibles en la contratación de un producto financiero.

informe pericial banco de españa banco popular

Banco de España emite informe pericial sobre Banco Popular

Los inspectores del Banco de España encargados del informe pericial sobre Banco Popular ya han concluido su trabajo, que podría ver la luz pública en los próximos días. Este informe marcará si hubo o no estafa en la polémica ampliación de capital de 2016, por falsear las cuentas de resultados.

El informe recoge el análisis más esperado por los inversores que perdieron su dinero en Banco Popular, ya que estima que la entidad financiera amplió capital en 2016 con unas cuentas que reflejaban pérdidas de menos. Las cuentas anuales que se reflejan en el folleto de la ampliación de capital no respetaban determinados aspectos de la normativa contable, en especial la clasificación de las operaciones refinanciadas en dudoso.

Algunos de los principales aspectos que trata el informe:

  • La entidad amplió capital con unas cuentas que no reflejaban todas las pérdidas de años anteriores.
  • Las revisiones de la inspección del Banco Central Europeo (BCE) y la propia realizada por Banco Popular no se tuvieron en cuenta al estimar las entradas en dudosos en el momento de la ampliación.
  • El cambio en 2014 de la política contable interna del Banco Popular para la clasificación de operaciones explicaría parte de la disminución de dudosos en 2014 y 2015 y el incremento en 2016.
  • El Banco de España tuvo que dar un toque de atención al Banco Popular en julio de 2014 por su relajación a la hora de refinanciar créditos que deberían haberse clasificado como morosos.
  • Del mismo modo, se liberaron provisiones de activos adjudicados.
  • Una de las mayores irregularidades presuntamente cometidas fue la de financiar la compra de acciones en la ampliación y no descontar esos importes a la hora de computar el capital del banco.
  • El informe explica que la entidad presentaba peticiones con información incorrecta, incompleta o incluso con duplicidades, lo que dificultaba la tarea del BCE de ofrecer el dinero necesario al banco para que este pudiese hacer frente a la fuga de depósitos.

Fuente.- El Confidencial

La venta de Banco Popular en junio de 2017 a Banco Santander supuso la pérdida total de cualquier inversión efectuada en acciones ordinarias de la entidad financiera, en deuda subordinada y en bonos subordinados convertibles en acciones. Es posible reclamar para recuperar el dinero invertido en Banco Popular.

nulidad de acciones banco popular

Nulidad de contrato de adquisición de acciones de Banco Popular

La compra de Banco Popular en junio de 2017 por parte de Banco Santander supuso la pérdida total de las inversiones efectuadas en compra de acciones ordinarias de la entidad financiera, en deuda subordinada y en bonos subordinados convertibles en acciones.

Independientemente de su condición de persona física o jurídica, el afectado minorista puede reclamar por vía civil la nulidad de su contrato para tratar de recuperar su dinero. Así lo confirman muchas Sentencias favorables, tanto de Juzgados de Primera Instancia como de Audiencias Provinciales.

Es el caso de la Audiencia Provincial de Oviedo que en Sentencia 334/2018 confirma la nulidad del contrato de adquisición estimada en Primera Instancia por Juzgado y afirma que «la entidad emisora ha de proporcionar, y no puede eximirse de hacerlo, información clara, real y comprensible sobre su situación económica, futura rentabilidad, etc., todo ello por cuanto, como se dijo, ha de resultar determinante a los efectos de la formación de la voluntad negocial del potencial inversor».

Los accionistas compraron bajo una apariencia de solvencia que no se correspondía con la realidad, como afirma el perito Prosper Lamothe, que afirma que «la información ofrecida por el banco era sesgada, omitiendo la parte inmobiliaria, con manipulación de los ratios de rentabilidad»

Se condena a la entidad demandada a la restitución del importe invertido en la adquisición de las acciones, con intereses legales desde la fecha de la suscripción.

¿Quieres saber cómo puedes reclamar la nulidad de tu contrato?

Amplía información en este artículo de nuestro blog.