obligaciones subordinadas banco popular madrid

Juzgado Madrid anula orden de adquisición de obligaciones subordinadas Banco Popular

En el año 2011 un cliente de Banco Popular adquirió obligaciones subordinadas confiando en que se trataba de un producto de renta fija garantizada, a cuyo vencimiento podría recuperar la inversión.

En ningún momento se informó al consumidor de los riesgos del producto, ni le hicieron entrega de folleto informativo, ni le hicieron test de idoneidad y conveniencia.

El cliente solicitó la nulidad del contrato de adquisición de las obligaciones e indemnización por daños y perjuicios, pero Banco Santander alegaba caducidad de la acción para oponerse.

Sin embargo , el afectado tuvo conocimiento de la insolvencia del banco en octubre de 2017 y esa es la fecha que la juez indica que debe tenerse en cuenta para empezar a contar el plazo de caducidad.

La juez recuerda que, en relaciones contractuales complejas, la consumación del contrato no puede quedar fijada antes de que el cliente haya podido tener conocimiento de la existencia del error.

Por otro lado, se recuerda que el Tribunal Supremo considera este producto como complejo y que las entidades financieras tienen la obligación de extremar la información facilitada al consumidor, de manera que queden claros los riesgos que corre la inversión.

El Juzgado falla la nulidad de la compra de obligaciones subordinadas, por error vicio en el consentimiento, debiendo el banco restituir la inversión, las comisiones y gastos pagados desde la contratación, más los intereses legales minorada por los rendimientos recibidos por el cliente. 

Se imponen las costas a la entidad bancaria.

Caixabank deberá devolver inversión en bonos convertibles de Banco Popular y Barclays

Juzgado de Barcelona ha condenado a Caixabank a devolver más de 84.000 euros a los hijos de un cliente que adquirió bonos convertibles de Barclays y de Banco Popular.

El banco esgrimía en su defensa que el cliente era un experto financiero porque había sido empleado de banca, sin embargo, queda demostrado que fue empleado de ventanilla y que jamás estuvo en asesoramiento.

La Sentencia lamenta que el banco nunca informara de los riesgos de perpetuidad, iliquibilidad y pérdida del capital y acusa a la entidad de no respetar la buena fe negocial, al negar información clara y suficiente antes de la perfección del contrato.

audiencia provincial madrid bonos convertibles

Banco Popular obligado a devolver 60.000 euros en bonos convertibles

La Sección Decimotercera de la Audiencia Provincial de Madrid ha anulado una compra por valor de 60.000 euros de bonos convertibles de Banco Popular por falta de información.

La Audiencia revoca la Sentencia en primera instancia, señalando que la acción de anulabilidad no estaba caducada, ya que el plazo para comenzar a contar comienza desde la consumación del contrato y no desde su celebración. Asimismo, el banco debió informar sobre el procedimiento para realizar el canje de acciones y no consta que se hiciera.

Por otro lado se desconoce la «extensión, calidad y comprensibilidad» de la información precontractual de los bonos convertibles y sobre los riesgos de la inversión.

Banco Popular deberá devolver a la clienta 60.000 euros, restando los rendimientos recibidos. Y la entidad deberá hacerse cargo de las costas de la primera instancia.

 

registrador de la propiedad tribunal supremo

Supremo condena a banco a devolver a registrador de la propiedad inversión en obligaciones subordinadas

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha anulado Sentencia de apelación de la Audiencia Provincial de Zaragoza que consideraba que el consumidor, por tener el perfil de Registrador de la Propiedad, tenía conocimientos suficientes para entender los riesgos que conlleva la contratación de productos financieros complejos.

Sin embargo, el Alto Tribunal se alinea en la postura del Juzgado de Primera Instancia que indicó que la condición de Registrador de la Propiedad en el momento de la adquisición de estos productos financieros complejos, por sí sola, no le convierte en un inversor que podamos calificar de experto con conocimientos específicos sobre la naturaleza, características y riesgos asociados de estos productos financieros complejos, por más que de su calificación profesional pueda presumirse un conocimiento profundo del derecho registran y del patrimonial conexo a su función calificadora“.

Antecedentes

En 2008 el Registrador de la Propiedad y sus dos hijos hicieron tres órdenes de compra de obligaciones subordinadas de la entidad Banco de Caja de España de Inversiones, Salamanca y Soria, por importe de más de 200.000 euros.

En mayo de 2013, la entidad se fusionó con Unicaja y se les informa que se “iba a proceder a la recompra obligatoria de sus productos con una pérdida de valor del 10 por ciento y su inmediata reinversión en bonos, necesaria y contengiblemente convertibles en acciones ordinarias de nueva emisión”.

En 2014, los afectados propusieron llegar a un acuerdo con la entidad bancaria, subrayando su desconocimiento de los productos financieros complejos, acuerdo que no fue aceptado, por lo que interpusieron una demanda contra el banco solicitando la nulidad de los contratos suscritos por un error de vicio en el consentimiento prestado.

En primera instancia se dio la razón a los consumidores destacando básicamente que no se había acreditado, por la entidad bancaria, la entrega de folleto o documento relativo a la explicación de las características y riesgos del producto ofertado. La entidad bancaria recurrió y la Audiencia Provincial, en apelación, si bien reconoció como hecho acreditado que la entidad incumplió la obligación de información contractual a los clientes, sin embargo, subrayó que la “calidad” de la formación técnica del registrador de la Propiedad, por el hecho de serlo, y su “indudable y acreditado conocimiento del derecho y su experiencia previa”, sugería que eso le convertía en un cliente iniciado.

La Sentencia del Tribunal Supremo anula la sentencia de apelación y ratifica la decisión de la Primera Instancia, que anuló los tres contratos y la restitución de las cantidades, con el descuento de las rentabilidad obtenidas y sus intereses desde la fecha de cobro, más los intereses legales desde la fecha dela suscripción de las obligaciones subordinadas.

bonos-convertibles-banco-popular

Audiencia Provincial Córdoba anula orden compra bonos subordinados de 2009 y canje de 2012 de sociedad mercantil

La Audiencia Provincial de Córdoba desestima el recurso de apelación que Banco Popular interpuso contra Sentencia de Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Montilla de 2017 que se confirma íntegramente

  • Se declara la nulidad por error de vicio en el consentimiento de la orden de 13 de octubre de 2009 de adquisición de bonos subordinados necesariamente canjeables I/2009 y de la orden de canje por bonos obligatoriamente convertibles de 8 de mayo de 2012.

Para los jueces, el banco debió informar convenientemente al empresario de la complejidad del producto y los riesgos. Destaca que la sociedad mercantil, al no tener como objeto la inversión financiera, se considera un cliente minoritario.

  • Se condena a Banco Popular a devolver el importe invertido con los intereses legales desde la inversión calculados hasta la Sentencia, menos el importe percibido en concepto de rendimientos brutos.
  • También se condena en costas a la entidad bancaria.
Ap Huelva Bonos Subordinados Convertibles

Audiencia Provincial de Huelva anula compraventa de Bonos Subordinados de Banco Popular

La Audiencia Provincial de Huelva desestima el recurso interpuesto por BANCO POPULAR contra la Sentencia dictada por Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Huelva, que se CONFIRMA, y que supone:

  • Declarar la nulidad de la compraventa de Bonos Subordinados suscritos mediante orden de compra con fecha de octubre de 2009 denominada “B.O. POPULAR CAPITAL CONV. V. 2013” y la de los Bonos Subordinados obligatoriamente convertibles II / 2012 de mayo de 2012 denominada “BO. SUB. OB. CONV. POPULAR V.11-15”, así como el posterior canje en acciones.
  • En consecuencia, la entidad deberá proceder solidariamente a la restitución del capital invertido, más el interés legal del dinero desde que se hicieron las inversiones hasta el día que definitivamente restituya el importe entonces pagado.
  • El cliente procederá a la devolución de las acciones y de los beneficios, dividendos u otros frutos cobrados durante la vigencia del contrato, que se determinarán en ejecución de sentencia.

Y con condena en costas a la entidad bancaria que recurrió la Sentencia.

bonos subordinados convertibles Banco Popular y Targobank

Juzgado de Huelva declara nulidad compraventa Bonos Subordinados Convertibles Banco Popular y Targobank

El Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de Huelva estima íntegramente la demanda interpuesta por los letrados de ATO Abogados y declara la nulidad de la compraventa de Bonos Subordinados suscritos mediante orden de compra de 2009 del producto denominado «B.O. Popular Capital Conv.  V. 2013» y la de los bonos obligatoriamente convertibles II/2012, denominado «B.O. SUB. OB. CONV. POPULAR V.11-15»  así como el posterior canje de acciones.

Las entidades demandadas, Banco Popular y posteriormente, Targobank, deberán proceder a la restitución del capital invertido más el interés legal del dinero desde que se hicieron las inversiones hasta el día que definitivamente se restituya el importe entonces pagado.

Se imponen las costas procesales a las entidades demandadas.

OTRAS SENTENCIAS FAVORABLES DE BONOS CONVERTIBLES

nulidad contrato bonos convertibles banco popular

Nueva nulidad de contrato de bonos convertibles de Banco Popular en Huelva

El Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de Huelva ha estimado la demanda interpuesta por los letrados de ATO Abogados frente a Banco Popular Español y ha declarado la nulidad del contrato de bonos subordinados convertibles denominado “BO. POPULAR CAPITAL CONV.V. 2013″ que los clientes suscribieron en el año 2009 y de todos los negocios jurídicos conexos posteriores suscritos entre las partes.

Se condena a la entidad al reintegro a los clientes de la cantidad que resulte de la restitución reciproca de los pagos efectuados entre las partes derivados del contrato, incrementado con los intereses legales desde la interpelación judicial y los intereses de mora procesal desde el dictado de la sentencia.

Se imponen las costas del presente procedimiento a la parte demandada.

bonos subordinados Banco Popular ATO Abogados

Juzgado Huelva anula contrato de adquisición de bonos subordinados Banco Popular

El Juzgado de Pimera Instancia e Instrucción Nº 1 de Moguer en Huelva ha declarado la nulidad, por concurrir error vicio en el consentimiento de los actores, del contrato de adquisición de bonos canjeables suscritos por los clientes con Banco Popular mediante orden de adquisición de valores en el año 2009, denominada “BO. POPULAR CAPITAL CONV. V. 2013″ y del posterior contrato de canje de 2012 denominado “BO. SUB. OB. CONV. POPULAR V.11-15″.

La declaración de nulidad comporta que ambas partes hayan de restituirse recíprocamente lo entregado en virtud de tales contratos. Es decir, Banco Popular habrá de devolver el capital entregado y el cliente los intereses recibidos, más los intereses legales de dichas cantidades desde la fecha de la entrega de las mismas, así como los intereses del art. 576 LEC.

En definitiva, o lo que es lo mismo, la entidad bancaria deberá devolver a los actores la cantidad resultante de deducir de la cantidad entregada por estos al suscribir el contrato de 2012, el importe de los intereses recibidos por los mismos como consecuencia de los contratos suscritos, y anulados mediante la sentencia, más los intereses legales de tal cantidad desde la fecha de su entrega (2012) y los intereses legales del art. 576 LEC.

Se condena en costas procesales a la entidad demandada.

ato abogados bonos subordinados Banco Popular S83_17

Nulidad compraventa Bonos Subordinados Banco Popular y TargoBank

El Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Huelva ha declarado la nulidad de una compraventa de Bonos Subordinados de Banco Popular, suscritos mediante orden de compra en el año 2009, así como el posterior canje en acciones efectuado en 2012.

Los clientes suscribieron la orden de compra de valores con la creencia de que estaban contratando un depósito garantizado de alta rentabilidad, a cuatro años y cancelable anualmente sin penalización.

En el año 2010, Banco Popular procedió a cambiar de denominación comercial, pasando a ser titular de la entidad codemandada TARGOBANK, sin previo aviso alguno a los clientes y sin firmar documento de vinculación con la nueva entidad.

En Mayo de 2012, TARGOBANK, de forma unilateral, sin recabar el consentimiento de los clientes ni explicarles las implicaciones de la operación ni las características del producto, procedió a canjear los bonos subordinados colocados en 2009 cuyo vencimiento estaba fijado para 2013, por otros denominados «Bonos Subordinados obligatoriamente convertibles II/2012» con vencimiento previsto para 2015.

El juez establece la causa de la nulidad por error en el consentimiento, a causa de la actuación de la entidad bancaria que incumplió en la obligación de informar al cliente a la hora de la contratación del producto. Y además, se trata de un consumidor, minorista conservador, sin formación ni experiencia, incurriendo en una falta de estudio del perfil inversor, con ausencia de test de idoneidad.

Las entidades codemandadas deberán proceder solidariamente a la restitución del capital invertido, más el interés legal del dinero desde que se hicieron las inversiones hasta el día que definitivamente restituya el importe entonces pagado.

Con expresa condena en costas a la parte demandada.